consultoría y formación en seguridad alimentaria
TwitterFacebook

Curso de Manipulador de Alimentos en Alicante

MANIPULADOR DE ALIMENTOS

Es importante ser un profesional bien formado. Si necesitas trabajar con alimentos, necesitas el curso de manipulador de alimentos. Encuentra tu horario y conviértete en un profesional cualificado.

Curso de Manipulador de alimentos en Alicante

Objetivos del curso

Son varios los objetivos de este curso de manipulador de alimentos en Alicante y todos ellos están relacionados con la seguridad alimentaria.
1º mostrar los riesgos que se pueden correr como consecuencia de una incorrecta manipulación de los alimentos.
2º identificar las diferentes fuentes que pueden llegar a contaminar los alimentos.
3º recalcar no sólo la importancia de cuidar al máximo la higiene personal de los trabajadores que mantienen algún tipo de contacto con los alimentos sino también, la higiene del centro y del ambiente de trabajo.
4º enseñar a los manipuladores de alimentos las distintas enfermedades que puede provocar un alimento contaminado con el consiguiente riesgo para la salud de las personas que lo consuman.
5º dar a conocer las principales técnicas de conservación de los alimentos.

Temario del curso

El temario básico del curso de manipulador de alimentos en Alicante se puede ampliar con alguna de las especialidades que tenemos disponibles: comida preparada, hostelería, carnicería, pescadería, frutería y panadería. Con estas especialidades cubrimos prácticamente los principales sectores relacionados con la manipulación de alimentos y completamos la formación de los trabajadores directamente relacionados con alguno de ellos.
Ver el temario del curso

¡No esperes más y aprovecha nuestros descuentos!

Demanda de profesionales correctamente formados

La importancia de manipular los alimentos correctamente es esencial para evitar noticias como la que se publicó en el diario de Las Provincias el 4 de agosto de 2010. Varios participantes en la romería a la Ermita de Santa Ana de San Juan (Alicante) resultaron intoxicados por un brote de samonela. Fuentes municipales cifraron el número de personas afectadas en 55, muchas de las cuales tuvieron que ser hospitalizadas. Los enfermos, entre los que se encontraban concejales del Ayuntamiento de San Juan, presentaban diarrea, fiebre, vómitos, cefalea, dolor abdominal y náuseas. Entre los afectados por esta intoxicación alimentaria se encontraba una mujer que falleció a causa de un infarto, si bien fuentes sanitarias aclararon que “no era concluyente” la relación causa-efecto entre la intoxicación que padeció y su fallecimiento.

Otro caso que se podía haber evitado con una correcta manipulación de los alimentos fue el publicado por laverdad.es el 30 de noviembre de 2012. En una guardería pública de Orihuela, las cuidadoras descubrieron como a uno de los niños, después de comer, le empezó a salir un sarpullido alrededor de la boca que poco a poco se iba extendiendo a la zona del cuello. Y en pocos minutos, se dieron cuenta que otros niños comenzaron a presentar los mismos síntomas. Al final, fueron 32 los niños afectados y tras informar al 112 se desplazaron a la guardería miembros de la Policía Local, dos equipos médicos, responsables de la Salud Pública y del Ayuntamiento. Tras realizar distintas pruebas, llegaron a la conclusión de que el motivo de la intoxicación podría haber sido el pescado que los niños habían comido ese día. Afortunadamente, todo quedó en un susto pues tras recibir las primeras atenciones médicas, descartaron que padeciesen algo grave. Pero, ¿y si hubiese ocurrido una desgracia?

Con el conocimiento y posterior aplicación de las medidas adecuadas, casos como éste se podrían evitar. Hay que extremar la atención porque las consecuencias para las personas que ingieran alimentos contaminados en alguna parte de proceso de la manipulación de alimentos puede ser fatal y porque las multas y sanciones derivadas pueden ser nefastas tanto para los profesionales como para sus centros de trabajo.